LA PSICOLOGÍA DEL COLOR

 

La sicología del color

elegir bien para sentirte mejor

 

Aprovecha tus estados emocionales para redecorar tu casa, y elige tonalidades y colores que te aporten alegría, serenidad o tranquilidad, según requieran tus necesidades, tu personalidad o tu estado de ánimo actual.

No pintes por pintar, y dale libertad a tu creatividad. Existe una amplia gama de tonalidades que intervienen en la conducta humana:

En el campo de la psicología cromática, existen estudios que analizan nuestras percepciones y comportamientos a través de los efectos que nos provocan los colores.

De este modo, sabemos que determinados colores nos aportan calma y relajación, mientras que otros incitan a la irritación y a la tensión, también a la intranquilidad y a la frialdad.

El mundo del marketing empresarial trabaja desde hace años con estos estudios en el diseño de sus colores corporativos, y dependiendo del producto que comercializan así también decoran sus locales comerciales o sus centros de trabajo. Y funciona... Lo vemos en conocidas cadenas internacionales dedicadas a la restauración o la alimentación, como pizzerías o hamburgueserías de renombre, que eligieron el color rojo porque estimula el apetito. El rojo se asocia a la pasión, a la fuerza, a la reactivación, pero sus efectos también pueden ser negativos si no atienden a la motivación que se pretende.

El color marca pautas visuales que interactúan con nuestro cerebro y con los periodos y contingencias que imprevisiblemente nos llega en periodos determinados de nuestras vidas. Existe pues un conjunto de principios que pueden ayudarnos a armonizar nuestras estancias en esos espacios en los que más tiempo pasamos de forma distendida, como son nuestros hogares, donde las decisiones las tomamos nosotros...

El llamado "Círculo cromático”, suele trabajar especialmente sobre dos gamas:

-          Los colores cálidos (relacionados con la pasión, la alegría, la exaltación, el aumento del ritmo cardiaco y, a su vez, de la adrenalina)

-          Los colores fríos (asociados a la relajación, a la tranquilidad, pero también al éxito y a la profesionalidad).

 

La elección de una tonalidad idónea puede ser sencilla si seguimos patrones cromáticos que están estudiados y acertadamente definidos, pero en la elección influye nuestra capacidad para combinar nuestro estado anímico con el deseo de dar un giro de tuerca a determinados convencionalismos estéticos.  Como dicen nuestros mayores, por los ojos entra todo... Y el campo visual es el primer referente que acaparan nuestras impresiones.

Cada color desata una sensación e interviene en nuestras emociones, sus efectos pueden favorecer nuestra existencia y el comportamiento mental, ayudarnos a sentirnos mejor incluso físicamente. La psicología del color es una de las ramas más estudiadas en los estudios del comportamiento, sus argumentos se centran en la influencia y en el poder que los colores poseen en el estado mental, en las emociones o en el ánimo, y la baraja es infinita gracias no solo a la amplia gama, sino al servicio especializado como el que forma el equipo de profesionales de Pinturas El Cerro, especialistas en la búsqueda de los tonos demandados por los clientes y por los matices deseados.

Colores como el antedicho rojo, el naranja o amarillo suscitan reacciones positivas (calidez), o negativas, como el mal humor o la insociabilidad.  Pese a los estudios, la clave está en conocer qué es lo que tú necesitas y atreverte a cambiar los hábitos que te generan negatividad.  Es cierto que en la interpretación de la sicología cromática puede ser muy subjetiva, dado que influyen aspectos culturales y tradicionales arraigados a pueblos y continentes, pero en Occidente, al menos, las investigaciones reflejan los colores que funcionan en la vida cotidiana. Hoy nos vamos a centrar en aquellos que ayudan a la serenidad y a la calma y a otros efectos positivos dependiendo de nuestros estados de ánimos, alguno de ellos son los más utilizados en la decoración de interiores:

-          El Verde, en tonos suaves, relaja y proporciona bienestar. Se relaciona con la esperanza y con la naturaleza, con la materia prima de los bosques.

 

-          El Gris, según algunos estudios, puede tener diversas interpretaciones: algunos especialistas lo asocian a la vulgaridad o la confusión, otros expertos, en cambio, certifican que la gama cromática es muy amplia y que, según la tonalidad, provoca paz, tranquilidad, tenacidad... De ahí que insistamos en la percepción subjetiva y en los gustos personales.

 

-          El Blanco, representa inocencia, pureza, limpieza, claridad. Y proporciona a efecto óptico amplitud del espacio.

 

-          El Naranja, está asociado al entusiasmo, también con la lujuria. Es un color que proporciona optimismo.

 

-          El Azul, es también un color relacionado con la naturaleza: el cielo, el agua... A su vez, proporciona tranquilidad y elegancia.

 

-          El Morado, un color que también tiene sus adeptos, está asociado a la espiritualidad y al misterio. Por lo que, dependiendo de las creencias y gustos personales, puede tener cabida en estancias destinadas para estos fines.

 

-          El Rosa, es otro de los colores más demandados. Culturalmente, se relaciona con la feminidad, pero a su vez con la dulzura y con a delicadeza. 

 

-          El Amarillo, según algunos expertos, en el campo de la decoración de hogares, provoca irritación y descontrol, y aumenta la fatiga visual.

Pinta tu hogar atendiendo a tus gustos decorativos, pero no olvides que una correcta elección te beneficiará emocionalmente.

ELIGE AHORA TU PINTURA ESPECIAL

 

Comentarios ()

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido a comparar